Consejos para la decoración de una habitación juvenil

Consejos para la decoración de una habitación juvenilLa adolescencia es una época difícil en la relación padres e hijos a causa de los conflictos hormonales de éstos últimos y de los frecuentes enfrentamientos que se generan entre ambas generaciones, pero queremos que la creación del dormitorio juvenil vaya como la sea y no tengáis ningún encontronazo.

Para conseguirlo nada mejor que leer los breves pero útiles consejos que te voy a presentar a continuación, y que te hablarán de aspectos básicos que debemos tener en cuenta a la hora de crear una habitación de adolescentes.

Para los padres no siempre es fácil entender los gustos de sus hijos, mientras que para ellos tampoco lo es expresar o concretar lo que quieren. Por ello la comunicación y el trabajo en común son esenciales. No podemos decorar la habitación sin pensar en ellos, porque esto provocaría rechazo inmediato.

Por supuesto sé que es difícil conseguir que nuestro hijo adolescente se implique al máximo en la decoración de su dormitorio, pero puedes inducirle a hacerlo buscando por él alternativas y enseñándoselas todas, guardando ideas en favoritos y mostrándoselas, etc.

Entre las características básicas que debemos buscar está la vitalidad, el color, la frescura y el toque actual en los entornos. Con esos cuatro términos resumiríamos el gusto de los jóvenes actuales. Partiendo de ello ya puedes saber qué buscar y qué enseñarles.

Como decimos trabajar en conjunto es esencial. No impongas en ningún momento tus propios gustos. Esto no quiere decir que hagamos caso total a todas sus propuestas e ignoremos las nuestras, pero sí que busquemos un consenso bastante amplio.

Cada cual puede proponer una o dos ideas y al final analizar posturas, intentar acercarlas si distan mucho, combinar ambas, etc.

Los padres a veces no están muy de acuerdo a decorar las paredes con posters, pensando que se trata de algo vulgar. Pero éstos representan muy bien los gustos de los adolescentes y combinan muy bien con su estilo, así que si tu hijo desea ponerlos, hazte a la idea que pueden quedar bien. Aunque si algún modelo concreto no te gusta, siempre puedes animarle a que escoja otro que consideres más apto.

Las habitaciones juveniles suelen presentar siempre una zona de estudio. No estoy nada en contra de su colocación, pero sí os digo que ésta en la medida de lo posible debe estar bien delimitada de la zona de descanso, y ambas deben estar lo más lejos posible una de otra.

Según la filosofía Feng Shui, el trabajo no debe entrar en el dormitorio porque dificulta el descanso. Yo sin ser tan drástico, sí os aconsejo que ambas zonas estén suficientemente delimitadas y apartadas. Lo que sí no recomiendo es que haya videoconsolas en la estancia. Esto sí dificultará enormemente el descanso.

El color de las paredes lo pueden elegir ellos, pero si ves que es demasiado agresivo o llamativo, puedes asesorarle en su uso. ¿Esto qué quiere decir? Pues que si quiere toda la habitación de amarillo, puedes compensarle buscando tonos pastel para las paredes en tonos amarillos o crear una habitación clara en la que el protagonista de los accesorios de decoración sea el color amarillo.

Anuncios