Consejos para agrandar un dormitorio

Consejos para agrandar un dormitorioAntes de comenzar el artículo, un pequeño inciso por si queréis conocer datos prácticos sobre animales. Si te gustan los animales, en este blog nos hablan sobre todo lo relacionado con los gatos persas, mientras que en este otro (http://animales.blogs.elle.es) nos hablan de curiosidades sobre animales.

La falta de espacio es uno de los principales problemas de la sociedad moderna. Decorar un dormitorio a veces se convierte en un auténtico reto debido a ello, pero no te agobies ni pienses que es imposible porque con este artículo llego en tu ayuda.

Y es que a continuación te voy a presentar una serie de claves que te ayudarán a ganar unos metros a tu dormitorio, algo increíblemente útil cuando disponemos de un espacio muy limitado para dejar volar nuestra imaginación decorativa.

Lo primero de todo es ampliar la sensación visual de la estancia, y eso lo conseguiremos utilizando colores claros tanto en paredes como techos. Potencia la blancura y la luz de la estancia favoreciendo la entrada de luz exterior.

La elección de los elementos del dormitorio es muy importante, y los muebles plegables y versátiles son muy útiles. Hablamos de camas que pueden esconderse o que pueden transformarse en escritorios, baúles que sirven como lugar de almacenaje y también como asiento auxiliar, etc.

La idea ya habrás adivinado que es sacar el mayor partido posible a todos y cada uno de los elementos que componen el dormitorio.

Mezclando el concepto de limpieza visual y de versatilidad, las estanterías de pared son muy útiles para un dormitorio pequeño, porque éstas no roban demasiado espacio ni luz, pero son funcionales y versátiles. Aprovechando el espacio superior de la habitación, podrás llegar a evitar el uso de mesas o escritorios que impidan una fácil circulación.

Da ligereza a los textiles del dormitorio, sobre todo los de las ventanas. La luz natural ya hemos dicho que es importantísima, así que poténciala al máximo. Y una buena forma de hacerlo es colocando cortinas de tejidos suaves como el algodón o la seda. Además la ligereza de estos complementos se trasmitirá a la habitación.

Por último te hablaré de un pequeño truco para los dormitorios más pequeños: la colocación de espejos es muy recomendable. Éstos crean una especie de ilusiones ópticas que harán que las estancias luzcan más espaciosas.

Y es que además de reflejar la luz que entra y que reciben, parecerá que la habitación continúe a través del espejo. Y ese efecto óptico dará la sensación que estamos en un dormitorio más amplio.

Anuncios